SEGURIDAD

La seguridad fué el primer reto en la evolución continua que ha sufrido el indoorwalker.

Las cadencias se alternan entre 40 y 100 pasos por minuto en un sistema de alta inercia que nos transmite las sensaciones de aceleración producidas en un movimiento real de desplazamiento.

Las sesiones se realizan en grupo con una alta energía y motivación. Se han considerado elementos como, biomecánica de la rodilla, posición de la columna, comportamiento del pie, etc.
El movimiento del indoorwalker ha sido diseñado de forma que permite un trabajo en grupo musicalizado y sin riesgos.

La utilización con éxito en población senior y en programas de rehabilitación es la principal credencial.